LO QUE TODO HOMBRE DEBE SABER ACERCA DEL CANCER DE TESTÍCULO

 

 

En la mayoría de los casos el cáncer de testículo puede ser manejado satisfactoriamente si este es diagnosticado en forma temprana. Esta es una guía para conocer los principales aspectos de este tumor y que es lo que debe hacer todo hombre para detectarlo precozmente.

 

LOS TESTÍCULOS

Los testículos son las glándulas sexuales del hombre que están localizadas debajo del pene y se encuentran cubiertos por una bolsa de piel llamada escroto.

Estas glándulas producen los espermatozoides y la principal hormona sexual masculina que es la testosterona. Esta hormona es fundamental para el desarrollo de los órganos sexuales masculinos.

El conducto deferente transporta las células espermáticas (o espermatozoides) desde los testículos hacia las vesículas seminales donde se mezclan con el líquido producido por la glándula prostática. Durante la eyaculación, los espermatozoides, el líquido de la vesícula seminal y el líquido prostático entran en la uretra, el conducto en el centro del pene a través del cual salen del cuerpo la orina y el semen.

 

QUE ES EL CÁNCER DE TESTÍCULO?

El cáncer de testículo es una enfermedad en la que las células se hacen malignas (cancerosas) en uno o en ambos testículos.

Los testículos contienen varios tipos de células, en cada una de las cuales se puede originar uno o más tipos de cáncer. Es importante distinguir estos tipos de cáncer entre sí, ya que se diferencian en su manejo y  pronóstico.

El cáncer del testículo es el tumor más común en los hombres entre los 15 y los 45 anos de edad y actualmente es uno de los tumores con mayor posibilidad de curación.

Este tipo de cáncer es más común en hombres blancos y la frecuencia va en aumento llegándose a doblar en los últimos 40 años.

 

CUALES SON LOS FACTORES DE RIESGO?

No se conocen las causas exactas del cáncer de testículo. Sin embargo, los estudios muestran que varios factores aumentan la probabilidad de que un hombre padezca cáncer de testículo.

  • Todo hombre entre los 15 y los 45 anos.
  • Testículo sin descender (criptorquidia): Normalmente, los testículos descienden del vientre hasta el escroto antes del nacimiento. Los hombres con un testículo que no bajó al escroto tienen un mayor riesgo de padecer cáncer de testículo. No hay cambio en el riesgo ni siquiera después de haberse realizado la cirugía para colocar el testículo en el escroto. El riesgo mayor se aplica a ambos testículos.
  • Anormalidades congénitas: Los hombres que nacen con anormalidades en los testículos, pene o riñones, así como los que tienen hernias inguinales (hernia en la ingle, donde se junta el muslo con el vientre) pueden tener un riesgo mayor.
  • Cáncer de testículo previo: Los hombres que han tenido con anterioridad cáncer de testículo tienen un riesgo mayor de padecer cáncer en el otro testículo.
  • Antecedentes familiares de cáncer de testículo: El riesgo de cáncer de testículo es mayor en los hombres que tienen su hermano o su padre con la enfermedad.

 

Es importante mencionar que esta enfermedad no es contagiosa ni se adquiere por transmisión sexual, tampoco está relacionada con antecedente de trauma en los testículos.

 

COMO SE DETECTA EL CÁNCER DE TESTÍCULO­?

La mayoría de los tumores son identificados por el mismo paciente, en ocasiones por la compañera sexual, también en los chequeos de rutina realizado por médicos generales.

Muchos de los casos pueden ser detectados en las primeras etapas. En algunos casos, puede causar síntomas que propician que los hombres busquen atención médica.

Los hombres deberán ver al médico si notan cualquiera de los síntomas siguientes:

·        Induración en el testículo

·        Dolor o molestia en un testículo o en el escroto

·        Cualquier engrandecimiento de un testículo o cambio en cómo se siente

·        Una sensación de pesadez en el escroto

·        Un dolor sordo en el abdomen inferior, espalda o ingle (el área donde se junta el muslo con el vientre)

·        Una acumulación progresiva de fluido en el escroto

·        Mayor sensibilidad o aumento en el tamaño de las tetillas

 

La mayoría de los médicos concuerdan en que el examen de los testículos de un hombre forma parte importante de un examen físico general. La Sociedad Americana del Cáncer (ACS, por sus siglas en inglés) recomienda que se incluya este examen como parte de las pruebas rutinarias de detección del cáncer.

Si usted tiene alguno de los factores de riesgo mencionados anteriormente debe hacerse mensualmente un autoexamen. Lo mejor es realizarlo después de un baño caliente, cuando la piel del escroto está más fina y relajada.

 

  • Procure mantener el pene apartado durante la examinación de cada testículo por separado.
  • Sostenga el testículo entre los pulgares y los dedos con ambas manos y ruédelo lentamente entre los dedos.
  • Busque y sienta cualquier abultamiento duro o nódulo (masa redonda uniforme) o cualquier cambio en el tamaño, forma o consistencia de los testículos.

COMO SE DIAGNOSTICA?  

Cuando el paciente consulte donde el urólogo este le preguntará acerca de la historia personal y familiar, luego le realizará un examen físico completo. Posteriormente se realizara una ecografía escrotal donde se documentará el origen del tumor y su tamaño. Además se piden exámenes de sangre como alfa feto proteína, gonadotropina coriónica humana subunidad β (βHCG) y lactato deshidrogenasa (LDH)  que pueden sugerir la presencia de un tumor de testículo, aun cuando sea demasiado pequeño para ser detectado durante un examen físico o en pruebas con imágenes.

Una vez realizado el diagnóstico el paciente debe ser llevado a una cirugía llamada orquiectomía radical, donde se extrae el testículo completamente y cuyo abordaje es por vía inguinal (El cirujano no corta a través del escroto para extraer el tejido, porque si se encuentra cáncer, este procedimiento podría causar que se disemine la enfermedad.)

 

CLASIFICACION

Los tumores de células germinales se distinguen entre seminomas y noseminomas.

 

Los seminomas son células germinales inmaduras de crecimiento lento y representan alrededor del 50% de los casos, de los cuales el 75% se encuentran en un estadío temprano. Los seminomas tienden a estar confinados al testículo puesto que se propagan relativamente despacio a través del sistema linfático.

 

Los noseminoma, por el contrario, son células germinales más maduras que se propagan con mayor rapidez. Los noseminomas se subclasifican en carcinoma embrionario, coriocarcinoma y el teratoma pero la forma de tratamiento es muy similar.

 

TRATAMIENTO

Los tipos básicos de tratamiento luego de la extracción del testículo son: cirugía, llamada linfadenectomía retroperitoneal, donde se retiran los ganglios de drenaje de los testículos. La radioterapia especialmente utilizada en los tumores seminomatosos como forma de tratamiento o en forma preventiva para disminuir el riesgo de recaídas.

 

La quimioterapia también utilizada como tratamiento o en forma preventiva y especialmente utilizada en los tumores no seminomatosos.

La observación es otra de las formas de tratamiento ya que el 80% de los pacientes se curan con la orquiectomía y consiste en hacer un seguimiento mediante las pruebas y periodicidad apropiadas para el tipo de tumor, para vigilar que no haya recurrencia, y que el paciente permanezca libre de cáncer. De forma que en caso de detectar una recaída se pueda aplicar el tratamiento adecuado.

 

Es importante mencionar que un hombre con un solo testículo puede tener una vida perfectamente normal, ya que normalmente el otro testículo suple todas las necesidades, y generalmente tendrá una fertilidad adecuada.

La erección, eyaculación y libido no tienen porqué verse afectadas.

Se recomienda la conservación de muestras de seme en un banco de semen en el caso de hombres jóvenes que tengan planeado tener descendencia, ya que la fertilidad puede verse afectada de forma importante luego del tratamiento con quimioterapia.