HIPERPLASIA PROSTATICA BENIGNA-SINDROME OBSTRUCTIVO URINARIO

 

La Hiperplasia prostática Benigna  se refiere al crecimiento de la próstata, que se presenta en todos los hombres en diferente grado, y que en algunos puede generar molestias para orinar, las cuales empiezan usualmente hacia los 40 años.

Es una entidad diferente al cáncer de próstata, y su presencia ni predispone, ni  evita la aparición del mismo.

Qué es la próstata?

La próstata es un órgano que forma  parte del sistema genitourinario masculino, se encarga de producir parte del componente del líquido seminal el cual es necesario para lograr la fertilización de los óvulos durante el encuentro sexual.

Esta glándula se encuentra rodeando la uretra (conducto que se encarga de evacuar la orina desde la vejiga hasta el exterior) y en estrecha relación con la vejiga.  En hombres jóvenes no supera un volumen de 20 gramos y por su localización es fácilmente palpable a través del canal rectal.

 

Qué es la Hiperplasia Prostática (HPB)?

La Hiperplasia Prostática Benigna o HPB se define como el crecimiento global de la glándula a expensas del aumento del tamaño y principalmente del número de los elementos (tanto células como músculo) que la componen. Al aumentar de tamaño puede producirse una obstrucción anatómica de la uretra  (conducto de salida de la orina) llevando a la aparición de síntomas.

La sintomatología puede variar de persona a persona.  Se ha visto que el hecho de tener una glándula grande no es suficiente para tener síntomas; de igual forma hay  hombres con glándulas pequeñas que también presentan sintomatología.

 

Cuáles son los síntomas prostáticos?

Los síntomas los dividimos en obstructivos e irritativos. Los obstructivos son  disminución del calibre o fuerza del chorro, necesidad de pujar para poder eliminar, demora en el inicio de la micción, intermitencia,  goteo después de terminar de orinar y sensación de que no se ha desocupado la vejiga completamente. Los irritativos son el aumento de la frecuencia urinaria tanto diurna como nocturna,  urgencia de ir al baño y en ocasiones ardor al orinar.

 

 

Cuáles son las complicaciones de la HPB?

Se pueden presentar infecciones urinarias o desarrollar cálculos en la vejiga ya que al no evacuar completamente la orina por la obstrucción  esa orina residual  permite la proliferación de bacterias y la sedimentación de minerales. Algunos hombres pueden tener hematuria (sangre en la orina), originada en la próstata. (Es importante aclarar que antes de considerar que el sangrado proviene de la glándula, se deben  descartar enfermedades tumorales del riñón y la vejiga.) En casos más avanzados puede haber   imposibilidad para orinar, conocida como retención urinaria,  que requiere la utilización de sondas para poder evacuar la orina e incluso daño renal por obstrucción persistente.

Cómo puedo saber si tengo HPB?

Lo más importante es que consulte a su Urólogo. El le hará un cuestionario dirigido sobre la manera en la que orina, y realizará un tacto rectal. De manera rutinaria se toman algunas muestras de sangre y orina. Durante la consulta el médico trata de establecer si los síntomas son sugestivos de una obstrucción  del tracto urinario, y si son atribuibles a HPB, ya que aunque esta es la causa más frecuente, hay otras enfermedades o condiciones que los pueden producir.

Hay tratamiento para esta condición?

Sí.  Una vez realizado el interrogatorio y el examen físico, el urólogo pregunta más importante, que es si lo síntomas que usted padece afectan su calidad de vida. Esto también se puede ver en  la última pregunta del cuestionario anexo. Si los síntomas son incómodos para usted, requiere tratamiento.

En el momento existen dos grupos de medicamentos que permiten aliviar los síntomas. Uno de ellos permite que se “relaje” el músculo que  compone la próstata, permitiendo que el flujo de orina sea mejor; se utiliza en glándulas pequeñas. Estos medicamentos funcionan mientras son tomados. Si los suspende, probablemente los síntomas reaparecerán.

El otro grupo logra, en el mediano plazo, una disminución del volumen de la glándula cercano al 25%.  Se utiliza inicialmente en combinación con un medicamento del grupo anterior en próstatas cercanas a 40 gramos.

Cuándo se recomienda la cirugía?

Cuando se presenta  cualquiera de las complicaciones del crecimiento prostático mencionadas arriba, se hace necesario operar, incluso sin dar tratamiento con medicamentos. También se considera necesario intervenir cuando no hay mejoría con los medicamentos.

Cómo se hace la cirugía?

El principio del procedimiento es extraer el tejido prostático que genera la obstrucción.  Si nos imaginamos la próstata como una naranja, lo que se extrae es estos procedimientos sería la pulpa de la naranja.

Los procedimientos que se realizan con mayor frecuencia son la prostatectomia transuretral   (procedimiento que se realiza a través del pene, sin herida)  (Figura 1 y 2) y la prostatectomia abierta (Figura 3), que se hace por una herida en al abdomen, debajo del ombligo. La decisión entre realizar una u otra depende del tamaño; la abierta se reserva para próstatas muy grandes o para aquellos pacientes que tienen contraindicación para realizar la transuretral.

La prostatectomia con láser se reserva hoy en día para aquellos pacientes que por sus condiciones tienen un riesgo quirúrgico alto, ya que este procedimiento se asocia con un menor sangrado.

 

CONSULTE A SU UROLOGO-SCU

 

Anexo 1

 

  Volver a Temas